El león y el ratón

Ahora que el mundo anda a guantazo limpio puede ser el momento de hacer una pequeña reflexión. ¿Es cierto que las guerras las originan conflictos como la religión, el nacionalismo, blabla o realmente tienen todas una base económica?

Porque puedo hasta coincidir con algunos en que lo que está flotando siempre en el ambiente puede ser, no digo que no, un componente tribal, espiritual o de cualquier índole, pero curiosamente a la hora de apuntarse los amigos, o hay pasta de por medio o el “conflicto” acaba olvidándose si es que alguna vez gozó de nuestra atención por no tener abogados que defiendan su causa.

En estos días los ucranianos y los rusos, a grosso modo, se pelean por una franja de terreno en que hace unos cuantos años hubo no pocas batallas. Incluso han derribado un avión comercial, lo que hizo que nuestras miradas se dirigieran hacia esa zona pero ¿a quién le importa? Pues fundamentalmente a los que tienen ciertos intereses allí y se acabó.

¿Alguien sabe qué conflictos y guerras civiles se desarrollan en el corazón de África? Seguro que no, pero el movimiento de apoyo que tienen los palestinos en estos momentos concita bastantes más adhesiones que el que tienen los masacrados en diferentes regiones de Asia sin que nadie mueva un dedo por ellos.

Al final va a resultar que lo que importa de Ucrania no es la libertad de los prorrusos, lo que importa de Palestina no son los palestinos y lo que interesa de Siria menos los sirios es cualquier cosa.

Al final es posible que lo que importe de Ucrania sean los gaseoductos y la esfera de poder de los magnates rusos, lo que importa de Siria y Palestina son las posibilidades de sacar conducciones de petróleo e influencias en la región y lo que importe de las guerras en medio de la jungla de África sea… nada.

¿Y el león y el ratón que decía el título? Lo dicho: ¿a quién le importan?

günstige unterkunft, billig unterkünfte, günstige pensionen, billige hostel, hotels und pensionen, billige zimmer, billig übernachtung, last minute urlaub

This entry was posted in Politica. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *