El ruido como causa de accidentes y baja productividad

Nos lo hacen comer o sí o sí...

No te das cuenta hasta que no te vas a vivir fuera un tiempo: España es un país tremendamente ruidoso, en el que hablamos a voces, se permiten unos niveles increíbles de ruido de tráfico y se consienten las constantes molestias procedentes del ruido del ocio nocturno.

Una prueba de la tolerancia que tenemos en esta tierra con el ruido es el nivel de escándalo que tienen que armar los vecinos para que la policía tome cartas en el asunto. De este tema y sus implicaciones legales hablaremos más adelante en este blog, pero hoy quiero hacer hincapié en las consecuencias del ruido para la producción y la seguridad en el trabajo.

Entre las consecuencias estudiadas del ruido, hay que citar las siguientes:

* Tensión, Irritabilidad y perturbación en la concentración. Muchos de los conflictos que se viven a diario proceden de que estamos ya en el disparadero, y eso tiene su origen muchas veces en el nivel de ruido que soportamos. Las conductas violentas, la falta de paciencia y la incapacidad para pensar o hacer nada razonable proceden en buena medida del ruido.

No exagero en absoluto si afirmo que una disminución general del nivel de ruidos haría reducirse de inmediato el fracaso escolar, los conflictos personales y hasta la delincuencia en general.

* Insomnio y fatiga. Y la gente que duerme mal, además de poner en riesgo su salud, no rinde en el trabajo y es un peligro para sí misma y para los demás.

* Trastornos digestivos, cardíacos y nerviosos. Se habla mucho, con razón de luchar contra el tabaquismo por las consecuencias y costes que este tiene para el gasto sanitario. Pero se olvida que se conseguirían enormes ahorros sanitarios reduciendo el nivel de ruido.

* Disminución de la productividad laboral. Es una consecuencia lógica de lo que se ha dicho antes. El aumento del estrés, la tensión y la ansiedad tiene graves consecuencias tanto personbales como económicas.

Sin embargo, parece que en España nos gusta atracar los problemas más visibles. Quizás porque llevamos tanto tiempo soportando ruidos que son los únicos que percibimos. Los audibles, no cuentan.

Como dice un amigo mío, es la hora de invertir en bolsa en acciones de algún fabricante de aparatos para sordos. Nos forramos… :-(

günstige unterkunft, billig unterkünfte, günstige pensionen, billige hostel, hotels und pensionen, billige zimmer, billig übernachtung, last minute urlaub

Share

This entry was posted in ruido and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to El ruido como causa de accidentes y baja productividad

  1. Pingback: El ruido como causa de accidentes y baja productividad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>