Lo ficticio de la economía

Camino de SantiagoMuchas veces hemos oído cómo el utilizar ciertos medios de transporte favorece al medio ambiente, no es contaminante y toda esa serie de historias.

Se fomenta el transporte público, se hacen carreteras y se lanzan AVEs por todo el territorio estatal sangrando a los contribuyentes y ello podría ser bueno si los contribuyentes ven sus impuestos en ello en vez de malgastados en cosas realmente inútiles.

La realidad nos muestra que el libre mercado es el que, al final, acaba imponiendo su ley o de lo contrario acabamos sangrando aún más a los contribuyentes que se acaban empobreciendo y acabamos gastando el dinero en marketing para vender al ciudadano propaganda con infraestructuras inútiles, carísimas y deterioradas.

Por ello, hay cosas que no acaban de encajar. Mientras se realizan autovías del todo innecesarias se prorrogan las concesiones privadas a autopistas y entre León y Asturias hay que seguir pagando mientras en el Sur, en la Faja Pirítica, en la Costa del Sol, disfrutan de unas buenas comunicaciones.

Por una parte se nos habla del transporte público, de los beneficios del transporte público pero se subvenciona a más no poder a la industria de la producción de coches.

¿En qué quedamos? Si hay que hablar de fomentar el transporte público, ¿Por qué se gasta el dinero de los contribuyentes en subvencionar a multinacionales que producen aquello que en teoría no tiene por qué ser fomentado con dinero público?

La gran hipocresía es que la empresas que fabrican bicicletas no están subvencionadas, ya que quieren subvencionar a alguien, y los billetes de los trenes a zonas menos desarrolladas económicamente tienen un coste tan alto que son casi prohibitivos.

Eso sí de vez en cuando se hace un carril bici para que no parezca mientras se ignora el invertir en hacer medianamente confortables las paradas del autobús.

También tenemos que se hacen campañas para que los peregrinos en Holanda realicen el Pelgrimstocht naar Santiago de Compostela pero no por razones de mejorar el medio ambiente sino para atraer más turismo y lo que faltaba es que se fomentara que si hiciera en coche.

Menos mal que no se recibe indulgencia si se hace por este medio y que solo vale andar, la bicicleta o a lomos de un animal porque si no cualquier día lo tendríamos bonificado.

Al final, está claro, la privatización o el permiso a una competencia en materia ferroviaria sería muy buena, la eliminación de cualquier tipo de subvención a las empresas y dejar ese dinero en el bolsillo de los ciudadanos sería muy bueno.

Pero sería bueno, sobretodo, el abandonar la hipocresía de criticar el uso del coche privado y pagar a las empresas con dinero de todos por hacer más coches sería racional y coherente.

günstige unterkunft, billig unterkünfte, günstige pensionen, billige hostel, hotels und pensionen, billige zimmer, billig übernachtung, last minute urlaub

This entry was posted in conceptos, otros paquetes and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *