El cabrón del bricolaje. Ruidos y horarios

El enemigo que ataca los domingos por la mañana.

¿No tenéis un vecino que aprovecha los fines de semana para hacer obras y se pone, a primera hora, a dar martillazos? Pues los que lo tienen están hasta los mismísimos, así que a ellos dedicamos este artículo, por si ayuda a alguien, tanto a estar dentro de la ley como a pararle los pies al vecino cabrón.

En primer lugar, el horario legal para hacer ruido es de 8 de la mañana a 10 de la noche. Fuera de este horario te pueden denunciar. Siendo legalistas, este es el horario general:

1. A efectos de la aplicación de los niveles de ruido y vibraciones admisibles, se define como «día» u horario diurno el comprendido entre las 8 y las 22 horas.
2. Análogamente, se define como «noche» u horario nocturno el comprendido entre las 22 y las 8 horas.

No se permitirá el funcionamiento de ninguna fuente sonora cuyo nivel de recepción externo (NRE) sobrepase los siguientes valores:
12.1. En zona hospitalaria, entendiendo como tal todo centro sanitario debidamente autorizado que preste servicios en régimen de internamiento y un radio de protección en torno a éste de 25 metros, contados desde
la fachada del edificio:
De día: 35 dB(A).
De noche: 35 dB(A).
12.2. En zona residencial-comercial
De día: 60 dB(A).
De noche: 45 dB(A).
12.3. En zona industrial y zonas de preferente localización industrial:
De día: 70 dB(A).
De noche: 55 dB(A).

De todos modos, cada ayuntamiento tiene sus propias ordenanzas municipales sobre este tema, y conviene consultarlas. En ese sentido, hay que tener en cuenta que muchos ayuntamiento prohíben expresamente las obras en domingo.

Y ahí está la jugada, porque al cabrón del taladro o del martillo no hay que denunciarlo por ruidos, sino por carecer de la licencia de obras correspondiente para obras menores. De ese modo, si cada vez que se pone a dar la murga se llama a la policía, pero no por ruidos, sino por carecer de licencia, el ayuntamiento se frota las manos y la policía es mucho más eficaz.

Y si pide la licencia, pues qué le vamos a hacer. Al menos le saldrá más caro y tendrá que cumplir las ordenanzas de obras. No es una solución milagrosa, pero ayuda.

Dicho todo esto, va lo obvio: mejor que leyes y trucos, la convivencia y la buena educación. Por supuesto…

günstige unterkunft, billig unterkünfte, günstige pensionen, billige hostel, hotels und pensionen, billige zimmer, billig übernachtung, last minute urlaub

Share

This entry was posted in ruido and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to El cabrón del bricolaje. Ruidos y horarios

  1. Pingback: El cabrón del bricolaje. Ruidos y horarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>